Templar el alma

"y pensar que en el desierto donde la sed mata
todo se resuelve con un poco de agua"
Jesús Albo Lara

 




Curioso el que seamos labradores


de nuestra propia sepultura,


de esa tierra franca


que desde el nacer nos cohabita.





Poco importa que la ráfaga no sea brisa


ni que el oasis habite dentro de vírgenes junglas.





Habrás de ser tu el artista,


la rasa tabla a llenar,


el cántaro vacío cuyo eco te nombra,


el río de cruces sin cargar.






Y otros serán azules y negros a la vez,


clavel del aire e hiedra trepando,


clavo, martillo, honda y piedra...






todos seremos todos


profanados y profanos.






Saborea la vida, lámele el costado,


úntate de grises, de azúcares,


sé palo amargo.






En el interior del alma


allí agazapado,


tu caja negra sabrá


que eres uno más de millones


que repiten ciclos infinitos


de esos que aman, odian


son amados y odiados...






y cuando preguntes el porqué...


no olvides que eres- somos






sólo humanos.




4 comentarios:

Marina dijo...

Hola Liliana, un gusto leerte, te felicito por tu blog.

Un abrazo muy apretado.

Marina

Oz dijo...

Excelente post Liliana, muchas gracias por compartirlo, da gusto visitar este espacio. Te invito a visitarme en:
http://leyendas-de-occidente.blogspot.com/

Un gran saludo, Oz.

RECOMENZAR dijo...

Un placer el
haberte
encontrado

Liliana V. dijo...

Gracias a los comentarios dejados. Visitaré su blog y sus espacios lo antes posible. Graciasss

IR ARRIBAIR ARRIBA