Ya es tarde


No me preguntes el por qué
¿acaso cambiaríamos algo?
Sé que es tarde, sé que no se puede
retomar la vida y volverla a recrear,
no hay segundas oportunidades
no existe ensayo y error.

Llegaste, es verdad...
quizás debiera valer eso más que todo lo demás
pero no se puede disfrazar el destino
con la máscara de la conveniencia.
Ya nada importa,
sólo la conciencia
nos juega la mala pasada de sabernos
cuerdos y dispuestos a sufrir.
Un poco de locura: sería tan distinto todo,
tal vez podríamos reconocernos en
el estanque de los sueños sin vivir
en los frustrados rieles del paso del tiempo
en el misterio cierto del fatal desenlace.

La noche ha caído...
la mañana ha muerto y aún es tarde.

5 comentarios:

Elisabet Cincotta dijo...

Excelente poema Lili, los dos últimos versos además de tener un cierre perfecto, son de una calidad expresiva sensacional.
besos
Elisabet

Narci dijo...

Nunca es tarde mientras existimos, Lili, aunque reconozco que a veces lo parece.

Besos.

Narci

EMMuñoz dijo...

Que bien dices, Liliana; no te oigo, si te siento.

Mi cariño.
Emilio.

Susana Cattaneo dijo...

"La noche ha caído.../ la mañana ha muerto y aún es tarde".
Excelente poema donde el dolor y la resignación son sus protagonistas. Pero la vida continúa...
Mis felicitaciones.

Raquel Fernández dijo...

Muy bello tu blog. Un placer visitarte.
Un abrazo!

IR ARRIBAIR ARRIBA