Analepsia



Manos que se aferran a una imagen trunca
que la memoria diluyo hace tanto,
cuencos vacíos que te buscan en la neblina
del recuerdo olvidado,
sentidos que aún persiguen las improntas
de tus pasos.

Y aquí sigo...
en analepsia infinita,
entre el infierno y el cielo.
Me levanto, caigo y me levanto otra vez.

A sorbos bebo tu nombre y lo escupo
en pestilente adiós
para volver a absorberlo,
te palpo y te alejo
agotada de ti.

Y comienzo o recomienzo
el ciclo
y en cada vuelta juro no caer
en la abstinencia,
salir de esta convalecencia
en cada repetición

pero llegado el momento
fluyes como droga en mis venas
y pide la mente
analepsia de ti.



(*) convalecencia

6 comentarios:

Narci dijo...

Qué difícil a veces olvidar, recuperarse de la memoria, no tropezar una y otra vez en la misma piedra, qué ddifícil autoconvencernos d eque no queremos tropezar cada día.

Cada día me sorprendes más con tus versos y cada día me siento más fascinada ante ellos.

Besos.
Narci

Elisabet Cincotta dijo...

Difícil el olvido , ese período convaleciente a veces cura, otras nada.
Maravillosos versos.
besos
Elisabet

Marcia dijo...

Liliana, es un placer trnsitar por tus letras.
Te agradezco también todos tus comentarios.
Un abrazo
Marcia

vocesdehoy dijo...

Siempre es un placer leerte. Lili, gracias por poner el link de Voces de Hoy. También está tu página dentro de mis recomendaciones.

Un abrazo

liliana varela dijo...

Gracias Pedro; un beso enorme para vos.
Lili

Carolina Guaglianoni dijo...

a sorbos bebo tu nombre y lo escupo...miles de im�genes se disparan, maravilloso tu blog!!!! gracias por visitar el m�o...

IR ARRIBAIR ARRIBA