No hay hacha

No hay hacha que te abra
sol en la selva obscura...
Ni espejo que te copie sin quebrarse”

Dulce María Loynaz




Quisiera saberme inmortal

Primigenia forma sin materia

acto insolente de un destino

sin trazos previos.


Dominante hacedora de suertes

Génesis de propias quimera

despertar al alba con las manos tersas

de arrugas.


No quiero la rabia del tiempo

doblando su espalda sobre la mía

ni el hacha del verdugo en los días

royéndome los pies.


De nada valdrá lo que desee mi alma.


¡la selva de pisos se funde

y el sol no llega al pecho

que llora de impotencia

y resignación!

2 comentarios:

julia del prado morales dijo...

Liliana la calidad de tus poemas, trae dolor, tristeza, protesta y a veces soledad-

Un placer venir a leerte, Julia

Galería de Letras dijo...

Es tu espacio un rincón donde el alma se siente a gusto, por eso seguiré visitándolo.

Letras bien combinadas. Te felicito.

Te saludo desde Colombia y te extiendo invitación cordial a que me visites en mi Galería de letras. Un abrazo.

IR ARRIBAIR ARRIBA